La Hoz del Huécar, lugar de descanso del Pastor de las Huesas del Vasallo. El Pastor de las Huesas del Vasallo, popularmente conocido como El Pastor de la Sierra, fue realizado por Luis Marco Pérez, escultor autor de las principales imágenes procesionales de la Semana Santa de Cuenca.

Marco Pérez realiza esta obra en 1929 con el fin de homenajear la labor de los pastores, que tanta importancia han tenido a lo largo de los siglos en nuestra provincia. La hizo primero en escayola y posteriormente fue fundida en bronce, con un tamaño un poco por encima del natural, con un peso de 180 kg.

Hoz del Huécar

Esta escultura es la primera dedicada a un pastor hecha en nuestro país y fue realizada a partir de un modelo real y no inventado.  Para encontrar ese modelo recorrió varios pueblos de la serranía de Cuenca hasta encontrar la persona adecuada, concretamente en los montes de Valdecabras. En 1930 la imagen fue premiada con la Medalla de Honor del Círculo de Bellas Artes.

Después de estar situada durante años en la Plaza de la Constitución volvió a su emplazamiento original, la Hoz del Huécar. El lugar pensado por su autor donde este pastor mira con orgullo y tranquilidad a la Hoz, sobre una de sus rocas.